Benicio del Toro: "Sicario: El día del soldado es una secuela "interesante, impredecible y original"

Benicio del Toro en Sicaro: El día del Soldado
SONY PICTURES
Actualizado 27/06/2018 13:50:41 CET

   LOS ANGELES, 27 Jun. (CulturaOcio - Raquel Laguna) -

   Benicio del Toro regresa como el sanguinario asesino Alejandro en Sicario: El día del soldado, película dirigida por Stefano Sollima. La cinta de acción se estrena en España este viernes 29 de junio.

   CulturaOcio.com entrevistó al oscarizado actor en Los Ángeles. A Del Toro le preocupó en un primer momento el cambio de director para esta secuela de la exitosa Sicario, dirigida por el realizador Dennis Villeneuve en 2015. "Considero que Sicario es una buena película y hacer una secuela puede ser un escándalo. Pero cuando recibí el libreto escrito por Taylor Sheridan, lo encontré interesante, impredecible y original", afirma.

   Su personaje en la película, Alejandro, se embarca ahora en una misión que acaba teniendo un interés muy personal. "La decisión de raptar a una niña inocente de 15 años, muy parecida a la edad de su hija cuando fue raptada antes de que la mataran, y el explorar lo que está sintiendo esta niña inocente, es una manera en la que el personaje se empieza a rehabilitar. No es inocente, pero empieza a rehabilitarse", cuenta el actor.

   Durante el rodaje de Sicario: El día del soldado, Benicio del Toro fue como un padre para la joven actriz Isabela Moner. "Llevo haciendo películas por mucho tiempo y cuando estábamos trabajando, yo estaba ahí para ayudarla si lo necesitaba. Pero no necesita mucha ayuda, ella tiene mucho talento", cuenta el actor y productor puertorriqueño.

Cargando el vídeo....

   En Sicario: El día del soldado, la serie inicia un nuevo capítulo. En la guerra contra la droga, no hay reglas, y cuando el gobierno estadounidense comienza a sospechar que los cárteles han empezado a introducir clandestinamente terroristas por la frontera norteamericana, el agente federal Matt Graver (Josh Brolin) recurre al misterioso Alejandro (Benicio del Toro), cuya familia fue asesinada por un capo de los cárteles, para intensificar la guerra de forma nefaria.

   Alejandro secuestra a la hija del capo para exacerbar el conflicto pero, cuando la chica pasa a quedar considerada como un daño colateral, su suerte se interpondrá entre estos dos hombres, mientras se cuestionan todo aquello por lo que luchan.

Contador