Así construyó Heath Ledger el mejor Joker de la historia

Heath Ledger es Joker en El caballero Oscuro
WARNER BROS.
Actualizado 22/01/2018 16:52:26 CET

MADRID, 22 Ene. (CulturaOcio) -

Heath Ledger murió el 22 de enero de 2008. Una letal mezcla de medicamentos se lo llevó varios meses antes del estreno de El caballero oscuro, el segundo Batman de Nolan y, según muchos, el mejor de la historia. Su inesperada muerte, tan cercana al final del rodaje, desató un aluvión de rumores y mitos sobre cómo su excesivo tesón al preparar el personaje había cambiado su carácter, sobre cómo el Joker arrastró a Ledger hasta su triste final.

Pero esa presunta relación causa-efecto no deja de ser una mera, y poco fundamentada, conjetura. Mitos y rumores cómo hemos dicho, que sirven para engrandecer aún más la leyenda del Joker de Heath Ledger. Una leyenda, la de uno de los villanos más grandes de la historia cine, que se forjó dejando atrás un buen puñado de datos interesantes y curiosidades. Algunas de ellas ofrecen las claves que llevaron al actor australiano a armar el que no pocos consideran el mejor villano del cine de superhéroes.

Y es que, ya incluso cuando no era un género hiperexplotado como ahora, en las películas superhéores se dice que una película es tan buena como lo sea su villano. Y para hacer honor a esta máxima es justo y necesario recordar al que, hasta la fecha, ha sido el mejor villano que el Caballero Oscuro se ha encontrado en su camino: el Joker de Heath Ledger.

A las órdenes de Christopher Nolan, el malogrado actor australiano encarnó en El caballero Oscuro a la mejor versión del icónico villano de DC Comics que se ha visto en pantalla. Un sádico sociópata, un perturbado sin conciencia ni escrúpulos para el que no existen límites. Un trabajo colosal que le valió, entre otros reconocimientos, un Oscar a título póstumo como mejor actor de reparto.

AISLAMIENTO

Lo que sí es un hecho, según constata Moviepilot, es que Ledger pasó la mayor parte del tiempo que dedicó a preparar el papel de Joker encerrado en la habitación de un hotel de Londres. Allí pasó unas seis semanas, alejado de todo y de todos, trabajando en su personaje y desarrollando sus tics, su alocada voz y esa risa sádica que hicieron de su Joker algo casi perfecto.

Recordemos que -al igual que ha sucedido con otras elecciones de casting recientes como la de Ben Affleck como Batman o la del propio Leto como nuevo Joker- muchas fueron las voces que se alzaron con vehemencia contra el australiano. Entonces se decía que no podría ni llegarle a la suela de los zapatos al Joker de Jack Nicholson. Evidentemente, estaban más que equivocados.

EL DIARIO DE JOKER

Durante las semanas que pasó aislado en Londres, Ledger documentó ese intenso y solitario viaje de descubrimiento del sociópata que se enfrentaría al Batman de Bale en un diario. Un libro de notas que luego le acompañó durante todo el rodaje de la película y con el que podía volver a sumergirse en el macabro y oscuro universo mental que había creado para su Joker.

EL PEOR MAQUILLAJE PARA EL MEJOR JOKER

Originalmente, el rostro del príncipe del crímen de Gotham iba a contar con un maquillaje mucho más limpio, pulido. Esa era al menos la idea de John Caglione Jr., el responsable del maquillaje de El Caballero Oscuro al que en un momento dado arriesgó su propio trabajo para dotar a Ledger de una imagen que transmitiera el caos y el mal que encarna su personaje.

"Como artista de maquillaje quiero que sea perfecto, pero tenía que ser imperfecto para el personaje... Y me parecía que, ya sabes, Después de eso nunca más iba a encontrar trabajo. Era el peor maquillaje de la historia. Entonces pensaba 'Dios mío, esto podría ser terrible para mi carrera'", afirma el declaraciones a Moviepilot. Caglione Jr. fue nominado al Oscar y luego ha trabajado en películas como En la Carrereta, Salt o The Amazing Spder-Man 2.

LOCURA CALCULADA

Más allá de que Ledger tuviera pintura blanca en las manos para dejar claro que había sido él mismo, el propio villano, quien se había proporcionado ese aspecto tan turbio y desordenado, el de la cara de Joker era un caos perfectamente calculado. Una obra 'abstracta' si se quiere decir de un artista del maquillaje.

FRANCIS BACON COMO INSPIRACIÓN

Y hablando de arte, Nolan encontró en el Museo Tate las imágenes que quería sirvieran de modelo, de espejo para captar el espíritu visual de su Joker. El director le mostró a Caglione varias piezas de Francis Bacon para que se hiciera una pequeña idea de por donde debían 'ir los tiros'. "Recuerdo que Chris trajo un libro de pinturas de Francis Bacon con algunas imágenes realmente bestiales, distorsionadas, y era algo así como nuestra Biblia, lo que nos gustaría que fuera. Esa fue nuestra inspiración", recuerda.

LEDGER MÁS ALLÁ DEL JOKER

En contra de todas esas teorías que aseguran que Ledger perdió la cabeza y no se separaba de su personaje ni un momento, está el testimonio de muchos miembros del equipo que aseguran que era de lo más tranquilo y afable en el set de rodaje. "Él intentaba relajarse, pero no solo eso, intentaba también que el resto de gente estuviera cómoda. Es algo que pasa con estos grandes actores", recuerda Caglione.

"Cuando llegaba por la mañana nos dabamos grandes abrazos. Él siempre estaba de buen humor. Nunca perdió ni nada de eso", afirma el maquillador que deja bien claro que el Joker y Heath eran entidades totalmente separadas y que el actor no llevaba su personaje consigo siempre a cuestas. Justo lo contrario, por cierto, de lo que comentan los compañeros de rodaje de Jared Leto en Suicide Squad. Pero eso, ya es otra historia... y otro Joker.

NOLAN NO MATÓ AL VILLANO

Kate Ledger, la hermana del actor, reveló hace unos meses, con motivo del estreno del documental I Am Heath Ledger en Spike TV, que Heath estaba muy ilusionado con el papel, y que no descartaba retomarlo en el futuro.

"Hablé con él la noche antes de que se muriera y estuvimos riéndonos y bromeando... Él estaba muy orgulloso de lo que hizo en Batman. Sé que tenía planeado trabajar en la siguiente entrega", aseguró la hermana de Heath Ledger, que también rechacó de plano la idea de que su hermano entrara en depresión tras la película.

"Le encantó trabajar con Chris Nolan, Christian Bale y Gary Oldman. Hacer esa película fue una de las cosas que más disfrutó en su vida. Cuando volvió a casa por Navidad no pudo esperar para contarnos todo", recuerda Kate Ledger. El personaje del Joker no moría al final de El Caballero Oscuro, por lo que es muy probable que Nolan volviera a incluirle en la tercera entrega de la trilogía.